Borja Ortiz de Gondra y 'Tres días de Diciembre'

Borja Ortiz de Gondra es uno de nuestros m√°s afamados dramaturgos. Ha obtenido varios

Borja Ortiz de Gondra
Borja Ortiz de Gondra

premios nacionales como el Premio Marqu√©s de Bradom√≠n (1995) o el Premio Nacional de Teatro Calder√≥n de la Barca otorgado por el Ministerio de Cultura en 1997. Tambi√©n ha adaptado diversas obras teatrales de otros dramaturgos al espa√Īol. Ha vivido en Suiza, Francia y ahora divide su tiempo entre Madrid y Nueva York.

'Tres días de Diciembre'

La Fundaci√≥n Bicentenario Prim 2014 le encarg√≥ que escribiera una obra teatral sobre el general Prim. No es esta la primera vez que escribe por encargo, aunque deja claro que para hacerlo el tema de la obra ha de tener alg√ļn tipo de conexi√≥n con √©l. La obra se centra en los √ļltimos d√≠as de Prim, 'Tres d√≠as de Diciembre'.

Para documentarse sobre la obra cont√≥ con documentos de la Fundaci√≥n. Estuvo tres meses leyendo vol√ļmenes de historia. Todo lo que vemos en la obra pudo haber sido. Ha sido cotejado. Lo dificil y divertido al mismo tiempo para un escritor es encontrarse con una serie de datos concretos y unas lagunas entre ellos que hay que rellenar. 'Esto hay que hilarlo de alguna forma para que despu√©s pueda encajar todo.'

Borja Ortiz de Gondra comenta que √©l es autor dram√°tico y no historiador. Lo que ha aprendido durante su colaboraci√≥n con diferentes miembros de la Fundaci√≥n Bicentenario Prim 2014 es que la historia est√° sujeta a constantes reinterpretaciones. Hay una serie de datos objetivos sobre el asesinato de Prim pero la forma de interpretar estos datos va variando a lo largo del tiempo seg√ļn nuestra forma de ver el pasado.

La documentación es el la simiente sin la cual no hay nada, pero es al mismo tiempo un trampolín. Ortiz de Gondra necesitó empaparse de la época histórica concreta, pero luego al sentarse a escribir esto queda al margen, aunque al tratarse de una obra enmarcada en el bicentenario de Prim tiene que ser defendible a nivel histórico.

Aun sin conocer el reparto que finalmente llevará la obra al teatro, el pensar en ciertos actores puede ayudar a la hora de crear los personajes aportándoles características del actor.

'Mi misi√≥n como autor no es decirle a la gente lo que debe pensar. Es presentarle unos hechos y que saquen las consecuencias. No doy ning√ļn mensaje. Pero es muy obvio en el desarrollo de la funci√≥n que un pa√≠s se hunde porque la gente defiende su peque√Īa parcela en vez de unir fuerzas.'

La Espa√Īa de Prim y la Espa√Īa de hoy

La obra que nos ocupa es un drama histórico en torno a un asesinato. Un

Borja Ortiz de Gondra
'Un pa√≠s se hunde porque la gente defiende su peque√Īa parcela en vez de unir fuerzas'

asesinato sobre el que hay diversas teorías y que todavía presenta lagunas. Esas lagunas son las que el dramaturgo puede rellenar ofreciendo posibles soluciones, siempre con visos de realidad.

En el caso concreto del general Prim puede servir, aparte de la ilustración histórica, para crear un paralelismo entre dos tiempos.

Así el planteamiento de la obra juega con distintos tiempos. Por un lado tenemos a un grupo de historiadores en 2012 que discuten sobre sus distintas teorías acerca del asesinato de Prim de 1870. Este punto de partida sirve para mostrar una serie de flash-backs, interpretados por los mismos actores, en los que veremos sobre el escenario estas teorías. 'Estaba muy preocupado porque hay muchos datos que no son objetivos. Esas luces y sombras son lo que aparece en los flash-backs. Vemos diferentes versiones sobre lo que pasó en esos tres días desde el punto de vista de unos historiadores que no se ponen de acuerdo.'

'En un momento en que el pa√≠s estaba pasando por una situaci√≥n de urgencia, muy complicada, la gente que tendr√≠a que haberse puesto de acuerdo para sacar al pa√≠s adelante hicieron lo contrario, cada uno se dedic√≥ a derribar lo constru√≠do por el otro. As√≠ la conclusi√≥n que se saca de la obra es que todos los que se pusieron de acuerdo para matar a Prim, lo √ļnico que ten√≠an en com√ļn era que quer√≠an acabar con √©l y la monarqu√≠a que propon√≠a. Es duro de ver que al final fue una alianza completamente antinatural.'

Por encima de todo, el magnicidio demostr√≥ que las pasiones cuentan poco, lo que prima es la ambici√≥n pol√≠tica. Cuanto m√°s fue entrando Ortiz de Gondra en los personajes m√°s se percat√≥ de lo mediocres y 'peque√Īos' que eran. No eran personajes para una tragedia 'shakespeariana', sino de una tragicomedia. 'Tres d√≠as de Diciembre' muestra esas miserias y como son personajes que se pelean por migajas. 'Eso me llev√≥ al paralelismo con el presente. Son seis actores que interpretan personajes del presente y su correspondiente en el pasado. As√≠ podemos ver las similitudes entre ambas √©pocas. Las formas cambian, pero al final es lo mismo.'

Espa√Īa con honra

Prim y sus colaboradores hicieron la revoluci√≥n bajo el lema 'Espa√Īa con honra'. Quisieron

Borja Ortiz de Gondra
'Prim quer√≠a insertar a Espa√Īa en el juego internacional'

derrocar a Isabel II, una reina que cay√≥ en la corrupci√≥n m√°s absoluta, que utiliz√≥ los resortes del estado para enriquecerse cobrando comisiones de las obras p√ļblicas y contaba con una vida privada llena de amantes bastante escandalosa. Este paralelismo con la situaci√≥n actual ha sido m√°s que llamativo. 'Mientras iba escribiendo la obra en el mes de enero, los titulares de los peri√≥dicos escrib√≠an lo mismo. Han pasado m√°s de cien a√Īos y hay problemas que todav√≠a no hemos resuelto. Esto provoca cierta amargura. Si Prim hubiera vivido y la monarqu√≠a de Amadeo I se hubiera consolidado, el pa√≠s no ser√≠a el mismo. Toda la gran obsesi√≥n de Prim era que Espa√Īa se convirtiera en una democracia parlamentaria como las del resto de Europa y que hubiera una monarqu√≠a parlamentaria respetuosa.

Los espa√Īoles tenemos la sensaci√≥n de que los acontecimientos tr√°gicos de nuestra historia, la Guerra Civil, las dos Espa√Īa, son como una especie de maldici√≥n. Pero no es cierto. No estaba escrito que tuviera que ocurrir, las circunstancias llevaron a ello. Podr√≠a haber habido una evoluci√≥n pac√≠fica si la monarqu√≠a de Amadeo hubiera triunfado.'

La esclavitud en Cuba

Un tema que ha llamado la atención de Borja Ortiz de Gondra es el de la esclavitud existente en las colonias durante aquella época. Un componente importante del complot contra Prim eran los grandes terratenientes cubanos que tenían esclavos y sabían que Prim estaba discutiendo la abolición de la esclavitud. Esto para ellos era una catástrofe económica.

Antonia Domínguez y Borrell, duquesa de la Torre

La mujer del general Serrano, Antonia Domínguez y Borrell, era cubana con enorme intereses en su país. Era el nexo de unión con los terratenientes cubanos que apoyaban económicamente la eliminación de Prim.

Borja Ortiz de Gondra
Borja Ortiz de Gondra durante la entrevista

As√≠ la obra no trata s√≥lo de un tema espa√Īol en un contexto espa√Īol, tambi√©n hay que verlo a nivel internacional. Aunque no se han podido conseguir los documentos originales parece ser que Prim ten√≠a muy buenos contactos en Estados Unidos e incluso se lleg√≥ a plantear la posibilidad de vender Cuba a los americanos. Esto hubiera evitado al pa√≠s el problema cubano al tiempo que hubiera aportado fondos a las arcas del estado.

Prim, el estadista

A Ortiz de Gondra le interesaba destacar la catalanidad de Prim. Era un hombre muy catal√°n que defend√≠a siempre los inter√©ses catalanes, pero al mismo tiempo era un gran estadista espa√Īol. Fue observador en la guerra de Crimea, en la guerra de Secesi√≥n americana, vivi√≥ en Francia mucho tiempo, era amigo de Napole√≥n III. Prim entend√≠a el 'tablero internacional' y quer√≠a insertar a Espa√Īa en el juego.' Si esa idea hubiera triunfado posiblemente no hubi√©ramos perdido el tren de la historia y dado dos pasos hacia atr√°s.'

Prim, el hombre envidiado

Para Borja Ortiz de Gondra el general Prim es uno de esos personajes clave que aparecen de vez en cuando y que son tan significativos que después no pueden pasar a un segundo plano. Aparecen cuando hay unas situaciones extraordinarias. Cuando éstas desaparecen, estos personajes o desaparecen también o son eliminados. También cree que hay un gran componente de envidia personal en toda esta trama.

Entre los personajes que rodearon a Prim, merece destacarse el general Serrano. Era un personaje muy ambiguo. Su mujer era la gran dama de la 'jet set' de la sociedad madrile√Īa. Era la que estableci√≥ los enlaces con los terratenientes cubanos y es dificil de entender que el general Serrano no supiera nada de esto. Quiz√°s fuera ajeno al complot del asesinato de Prim, pero despu√©s aprovech√≥ las ventajas que le di√≥ √©ste y no hizo nada para atrapar a los asesinos. Serrano y Prim son dos personas que siguieron caminos paralelos. Prim tras la Revoluci√≥n se qued√≥ con un puesto aparentemente en la sombra pero que ostentaba el poder real. Serrano ten√≠a el puesto m√°s brillante de regente, pero con 'fecha de caducidad', puesto que al venir un nuevo rey, este puesto desaparecer√≠a.

El autor y su obra

En cuanto a la puesta en escena, la participación del autor ya es parcial. Pueden preguntarle, pedirle asesoramiento acerca de directores o actores, pero no tiene poder

Borja Ortiz de Gondra
'Es más lo bueno que hemos construído'

decisivo. Lo que si suele hacer Borja Ortiz de Gondra, sobre todo al tratarse de una obra de encargo, es estar abierto al di√°logo. Hay una libertad para escribir, luego sobre el texto habr√° una serie de di√°logos y quiz√°s alg√ļn retoque. El trabajo de escribir la obra es una cosa y la puesta en escena otra.

La preproducci√≥n de una obra teatral es un trabajo complej√≠simo en el que inciden muchos factores. No s√≥lo la b√ļsqueda de int√©rpretes, sino tambi√©n de patrocinadores.

Borja Ortiz de Gondra vive actualmente a caballo entre Madrid y Nueva York. Esto le da una ventaja para encerrarse a escribir. 'Es bueno estar lejos de tu pa√≠s o tu ciudad. Por un lado te aleja de los compromisos que puedas tener y, por el otro, sirve para mirar a Espa√Īa con distancia. Sobre todo en un momento como este cuando el pa√≠s est√° viviendo una situaci√≥n muy intensa. Estando fuera estas noticias llegan como con 'sordina'. Por ejemplo en los peri√≥dicos extranjeros las noticias sobre Espa√Īa no dejan de ser una nota a pie de p√°gina y al ver a Espa√Īa desde lejos, uno se da cuenta de que, en la balanza, pesa mucho m√°s todo lo que hemos construido en los √ļltimos 35 a√Īos que los problemas que ahora parece que van a dar al traste con el pa√≠s. Un pa√≠s que hace treinta a√Īos apenas sab√≠a lo que era la democracia ha conseguido consolidarla en un per√≠odo tan corto; treinta a√Īos no es nada. Y hoy en d√≠a, hay unos  cimientos democr√°ticos que no se cuestionan, todo el mundo est√° de acuerdo en reformar o profundizar la democracia, otro r√©gimen ser√≠a impensable. Y sin embargo, leyendo sobre lo que se discut√≠a en los a√Īos 70 y principios de los 80, se ve que no estaba nada claro que la democracia fuera a establecerse de una forma tan firme, ni que fuera a sobrevivir. Muchos ni siquiera la deseaban y luchaban por otras formas pol√≠ticas.'

Borja Ortiz de Gondra ya est√° trabajando en dos nuevas obras de tem√°tica actual.

Estamos seguros que 'Tres d√≠as de Diciembre' ser√° un gran √©xito y, dentro del contexto del bicentenario del general Prim, ayudar√° a fomentar el conocimiento sobre este gran personaje de la historia de Espa√Īa. Nos vemos en el teatro.

Fotograf√≠a: Rafael Casta√Īeda Fotograf√≠a

Enlaces relacionados:

El General Prim: Una breve biografía

Emilio de Diego, una lección de historia

María José Rubio y el legado del General Prim

Sandra Cerro: Estudio grafológico del General Prim

Ian Gibson y 'La berlina de Prim'

José María Fontana Bertán y el Magnicidio

 

 

RSS feed Nuestra página en Facebook

@Copyright Mª Dolores Diehl Busch (Texto), Rafael Castañeda Velasco(Fotografías). Todos los derechos reservados.

Patrocinado por  Keydomo S.L.