La infanta Eulalia de Borb贸n - la rebelde

Infancia - el exilio Infanta Eulalia

La infanta Eulalia naci贸 el 12 de febrero de 1864 tras un parto largo y complicado que a punto estuvo de costarle la vida. Aunque no se puede asegurar, ya que la vida amorosa de Isabel II fue muy variada, es posible que el padre de Eulalia fuera Miguel Tenorio.

A los cuatro a帽os tuvo que abandonar Madrid para ir con su madre y el resto de la familia real al exilio. Vivieron en el palacio de Castilla, ubicado en lo que es hoy la Avenue Kleber en Paris.

Las tres infantas m谩s peque帽as, Pilar, Paz y Eulalia se sintieron libres en esta ciudad, fuera de las estrictas normas de la corte espa帽ola. Acud铆an al colegio del Sacr茅 Cour, mientras que su hermano Alfonso iba al Saint Stanislas.

Durante esta 茅poca Isabel II viv铆a con su amante Marfiori, uno de los personajes m谩s detestados por todos. El rey consorte, Francisco de Asis viv铆a en el castillo de 脡pinay con su secretario Antonio Ramos de Meneses. La reina madre, Mar铆a Cristina, viv铆a con su segundo marido, el duque de Ri谩nsares y sus ocho hijos en Le Havre.

Miguel TenorioEn 1870 Isabel II abdic贸 en favor de su hijo. Poco despu茅s comenz贸 la guerra franco-prusiana que tendr铆a como consecuencia la ca铆da de Napole贸n III que, junto a su mujer, Eugenia de Montijo, tanto se hab铆a ocupado de la familia real espa帽ola. Esta se traslad贸 a Suiza mientras dur贸 la contienda, volviendo a Par铆s despu茅s.

Mientras tanto, Amadeo de Saboya hab铆a sido elegido rey de Espa帽a, causando el enfado de Isabel.

Alfonso fue enviado a estudiar a Baviera y, posteriormente, a Viena.

En 1871 se suicid贸 el Cayetano, el marido de la infanta Isabel, "La Chata", en Lucerna y la infanta fue a vivir con su madre a Par铆s.

La Restauraci贸n

En 1875 se lleva a cabo la Restauraci贸n. Alfonso XII es el nuevo rey de Espa帽a. Su hermanaAntonio de Orleans Isabel le sigue pronto a Madrid. El resto de la familia regresar铆a despu茅s, pero sin venir a Madrid para evitar cualquier tipo de esc谩ndalo, ya que la reina era persona non grata en la corte.

Eulalia nunca estuvo convencida de que su familia contase con el apoyo del pueblo, que unos a帽os antes les hab铆a echado del pa铆s.

Debido a las estrictas normas impuestas por su hermana Isabel, Eulalia enseguida se sinti贸 agobiada, acostumbrada a la libertad que hab铆a gozado en Par铆s, lejos del protocolo.

La familia residi贸 en El Escorial y Sevilla. La reina Isabel II llevaba muy mal que su hermana y su cu帽ado, el duque de Montpensier, que tanto hab铆a intrigado contra ella, tuvieran acceso al Palacio Real, mientras que ella ten铆a que mantenerse alejada del mismo. Adem谩s su hijo ya la hab铆a informado que pensaba casarse con su prima, Mar铆a de la Mercedes, a pesar de la total oposici贸n de su madre. En 1877 Isabel volvi贸 s贸la a Par铆s. Las infantas fueron a vivir al Palacio Real.

Adolescencia

infanta EulaliaTras la boda de Alfonso XII con Mar铆a de las Mercedes y la repentina muerte de 茅sta en 1878 a los cinco meses de su boda, tambi茅n falleci贸 la reina madre, Mar铆a Cristina en El Havre a los 72 a帽os de edad. Quiso que la enterrasen en Taranc贸n, junto a su segundo marido, pero acab贸 en el Pante贸n de Reyes, en El Escorial, junto a Fernando VII.

La infanta Isabel llevaba las riendas de la corte, con el benepl谩cito de su hermano Alfonso. Siempre quiso ser lo contrario que su madre, por lo que exig铆a un cumplimiento f茅rreo de las normas. Eulalia chocaba constantemente con Isabel, ya que no quer铆a doblegarse.

Eulalia fue presentada en sociedad a a los 18 a帽os. En el baile organizado con este motivo, parece ser que se aburri贸 much铆simo, teniendo que bailar con hombres mayores, que no le interesaban en absoluto.

Le gustaba flirtear con j贸venes de la corte, lo que le trajo m谩s de un disgusto con "La Chata".

 

Matrimonio

Tras morir Alfonso XII, volvi贸 a surgir el problema del heredero al trono. Aunque la reina Mar铆a Cristina estaba embarazada, hab铆a que asegurar la dinast铆a. Eulalia era la 煤nica hermana soltera y se le busc贸 un marido inmediatamente: Antonio de Montpensier. Hab铆a nacido en 1866 y parece ser que fue un mal estudiante. Entr贸 a formar parte del cuerpo de h煤sares. Era retra铆do, derrochador y mujeriego. Ninguno de los dos quer铆a casarse, pero se impuso la raz贸n de estado. Como era de esperar, el matrimonio fue un desastre. Al tener que guardar luto por la muerte del rey, la boda fue de lo m谩s triste, todos los invitados vestidos de negro, sin m煤sica.....

Eulalia y Antonio en CubaTras el viaje de novios que les llev贸 a Francia e Inglaterra, volvieron a Madrid y se establecieron en la calle Rosales. En 1886 naci贸 su primer hijo, Alfonso.

Eulalia cont贸 desde el principio con el apoyo y la amistad de su suegro, el duque de Montpensier, con el que se llevaba mejor que con su marido. Fue una especie de padre para ella y ambos realizaron diversos viajes, mientras que el marido se quedaba en Espa帽a. Eulalia visit贸 la mayor parte de las cortes europeas conociendo a todas las familias reales.

En 1888 naci贸 el segundo hijo del matrimonio, Luis Fernando. En 1890 muri贸 repentinamente el duque de Montpensier. Eulalia perdi贸 al hijo que esperaba, lo que achac贸 a la impresi贸n que le hab铆a causado la muerte de su suegro.

Amantes complicados

Parece ser que ya antes de casarse, Eulalia hab铆a comenzado una relaci贸n con Georges Maurice Jametel, un dependiente de una boutique parisina.

Llevaban ya a帽os juntos y hab铆a que acallar las malas lenguas. Otro posible esc谩ndalo ayudo a solucionar el problema. En 1899, Mar铆a, la hija de los grandes duques de Mecklemburg-Strelitz estaba embarazada de un lacayo. Si la casaban con Jametel, el ni帽o nacer铆a dentro del matrimonio y el "marido" subir铆a de nivel social, teniendo Eulalia entonces un amante m谩s digno. Y todos contentos.

Mientras tanto, Antonio manten铆a una relaci贸n con una cordobesa, Carmen Jim茅nez Florez Brito, apodada "la infantona". Antonio consigui贸 el t铆tulo de vizcondesa de Termens para su amante por parte del rey. Este hecho desencaden贸 la furia de Eulalia que atac贸 al rey siempre queDuques de Montpensier  pudo, aunque fuera de forma indirecta, sobre todo a trav茅s de sus libros. En ellos defend铆a el divorcio y la emancipaci贸n de la mujer, t茅rminos imposibles por aquel entonces en la corte espa帽ola. El mundo entero estaba al tanto de las discrepancias entre Eulalia y su sobrino, Alfonso XIII, declar谩ndose ella libre de la atadura de la corte que consideraba inquisitorial. Durante 10 a帽os se rompieron las relaciones familiares.

En 1900 Eulalia pidi贸 el divorcio, lo que provoc贸 otro esc谩ndalo m谩s. No fue un divorcio amistoso y se sacaron a luz cantidad de trapos sucios por ambas partes. Sobre todo qued贸 claro como Antonio hab铆a dilapidado su fortuna con su amante, Carmen. Finalmente, dos a帽os, despu茅s ambos conyuges firmaron un convenio garantizando la educaci贸n y manutenci贸n de los hijos bajo custodia compartida.

En 1915 Carmen abandon贸 a su amante por un guapo sueco y el comenz贸 otra relaci贸n con una tal Mademoiselle Chardonnet.

Con el tiempo, sus hijos le llevaron ante los tribunales. Hab铆a gastado unos 36 millones de euros con sus amantes. Se le incapacit贸 y muri贸 en 1930 de un c谩ncer de pulm贸n estando bajo la tutela de su hijo Alfonso.

Con el tiempo Jametel se divorci贸 de su mujer. Fue a Par铆s donde morir铆a en 1944 de c谩ncer, no sin antes haber echado a Eulalia de su casa, ya que por lo visto manten铆a otra relaci贸n con su gobernanta.

Un amor especial

Seg煤n Jos茅 Mar铆a Z谩bala en su libro "La infanta republicana", Eulalia mantuvo una relaci贸n amorosa con Carlos I de Portugal desde 1897 hasta el asesinato de 茅ste en 1908. Ambos se conoc铆an desde 1876 cuando coincidieron en Sevilla y Carlos se enamor贸 enseguida de Eulalia. Como ella le rechaz贸, se cas贸 con Amelie de Orleans, nieta del duque de Montpensier. Eulalia siempre neg贸 esta relaci贸n, pero una serie de cartas encontradas parecen demostrar lo contrario. Lo que s铆 est谩 claro, es que nunca quiso casarse con 茅l, porque no soportaba la idea de ser reina, no estaba dispuesta a casarse con un pr铆ncipe heredero.

Escritora

Uno de los motivos claves para el distanciamiento entre Eulalia y el resto de la familia real, Eulalia con su nietofue la publicaci贸n de una serie de libros en los que expon铆a sus opiniones sin trabas.

En 1911 apareci贸 "Au fil de la Vie" (A lo largo de la vida) que provoc贸 un esc谩ndalo sin igual en la corte espa帽ola donde se prohibi贸 su publicaci贸n.

En 1915 escribi贸 "Court Life from Within" (La vida en la Corte desde dentro), en 1925 "Courts and Countries after the War" (Cortes y pa铆ses tras la Guerra) en Londres, unas "Memorias" en 1930 y en 1944 "Cartas a Isabel II" sobre su viaje oficial a Cuba y Estados Unidos en 1893. Durante este viaje a Cuba defendi贸 m谩s los inter茅ses de los revolucionarios cubanos que los espa帽oles.

En 1946 public贸 "Para la mujer" donde reflejaba sus ideas feministas.

Se la conoce como la "infanta republicana", pero ella misma dec铆a que todo aquel que no siguiera las opiniones de la corte espa帽ola o se expresara libremente, era inmediatamente tildado de republicano. Le molestaba el no poder expresar su opini贸n, el no poder tener amigos 铆ntimos y tener que estar constantemente actuando de cara al p煤blico.

Dos hijos - cara y cruz

Alfonso de Orleans y Borb贸n

Alfonso y su mujerAlfonso de Orleans y Borb贸n, primog茅nito de Eulalia y Antonio naci贸 en la calle Rosales. Fue el primer oficial del ej茅rcito espa帽ol piloto de aeroplanos.

Protagoniz贸 otro esc谩ndalo m谩s de esta familia al casarse, a los 23 a帽os, con la princesa Beatriz de Sajonia-Coburgo-Gotha. Ella era protestante y se casaron sin haber pedido permiso al rey, cosa necesaria para los miembros de la familia real. Adem谩s la Constituci贸n obligaba al rey a pedir la aprobaci贸n del gobierno para matrimonios regios. Alfonso XIII le despoj贸 de su t铆tulo de infante. Esta situaci贸n coincidi贸 con la publicaci贸n del libro de Eulalia, lo que dificult贸 todo todav铆a m谩s.

Pasados los a帽os, Alfonso pudo reingresar en el ej茅rcito. Acompa帽贸 al rey en el exilio march谩ndose despu茅s a los Estados Unidos, donde trabaj贸 en diferentes trabajos, desde barrendero hasta director de Ford. Particip贸 en la Guerra Civil como comandante. Apoy贸 siempre a don Juan de Borb贸n y fue el padrino de la infanta Elena, hija de Juan Carlos I. Muri贸 en 1975, nueve a帽os despu茅s que su mujer.

Luis Fernando de Orleans y Borb贸n

Naci贸 en 1888. Desde peque帽o mostr贸 ser muy sensible y sufri贸 con las eternas disputas Luis Fernandoentre sus padres. Quiso mucho a su madre y odi贸 a su padre, aunque ninguno de ellos le hicieron mucho caso, ocupados como estaban con sus propios amor铆os y su divorcio. Vivi贸 temporadas muy felices con t铆a, la infanta Paz, en Baviera. Con el tiempo desarroll贸 un profundo desd茅n por sus padres. Derroch贸 su dinero, se mezclaba con personajes siniestros y era drogadicto. Le apodaban "el rey de los maricas". Estuvo mezclado en un caso de homicidio.Conoci贸 a una multimillonaria, Marie Say, 31 a帽os mayor que 茅l. Se cas贸 con ella a los 41 a帽os. El consegu铆a as铆 dinero y ella entrar en la familia Orleans y Borb贸n. Tras 11 a帽os se separaron, una vez que 茅l hubo gastado toda su fortuna.

Termin贸 su vida en compa帽铆a de la bailarina Raymonde Gitenet que le cuid贸 durante su larga enfermedad. Muri贸 en 1945. Su madre no acudi贸 a verle, ni al funeral.

Eulalia y su marido impugnaron el testamento ol贸grafo de su hijo, en el que dejaba sus bienes a Raymonde, que se qued贸 finalmente sin nada.

Regreso a Espa帽a

En 1921 Eulalia se reconcili贸 con Alfonso XIII. Durante una temporada vivi贸 cerca de la infanta Isabel en la calle Quintana de Madrid, aunque volvi贸 a Paris poco despu茅s. All铆 se aloj贸 en el convento de la Ascensi贸n, donde morir铆a "La Chata" siguiendo a Alfonso XIII en su exilio.

Tras la Guerra Civil se declar贸 defensora de Franco y, tras la venta de varios terrenos, se instal贸 en Ir煤n, en su villa Ata煤lfo, donde vivi贸 pasando diariamente a Francia.

En 1957, con 93 a帽os, sufri贸 una ca铆da que la oblig贸 a usar silla de ruedas. Muri贸 al a帽o siguiente, dejando como heredero a su nieto Ata煤lfo.

Fuentes:

La infanta republicana. Autor: Jos茅 Mar铆a Zavala. Plaza y Jan茅s

Al hilo de la vida. Eulalia de borbón, la indómita. Autor: Jordi Siracusa. Éride ediciones 2011

 

 

 

@Copyright Mª Dolores Diehl Busch (Texto), Rafael Castañeda Velasco(Fotografías). Todos los derechos reservados.

Patrocinado por  Keydomo S.L.