Felipe II (1527-1598)

Un reino en el que no se pone el sol

 

Felipe II por Sofonisba AnguisciolaFelipe II nació en Valladolid, hijo de Carlos I e Isabel de Portugal. Su padre le educó para María de Portugalser rey, lo que fue al abdicar su padre en 1556. Reinó sobre la Península Ibérica, parte de Francia, los Países Bajos, Sicilia, Cerdeña, Milán, Nápoles, Oran, Túnez, el imperio Afro-Asiático, América y las Filipinas. El reino en el que no se ponía el sol.

Reinó con la ayuda de consejeros, secretarios reales y una administración centralizada y poderosa. Su reino sufrió varias bancarrotas y muchos problemas económicos y fiscales.

 

Cuatro esposas

Felipe II quiso mantener su reino y por eso siempre se casaba - hasta cuatro veces - con la mujer apropiada. Se casó por primera vez a los 16 años con su primera mujer, María de Portugal, en 1543. Ella murió tras dar a luz a su hijo Carlos.

María Tudro por Antonis MorSu segunda mujer fue María Tudor, reina de Inglaterra. El tenía 25 años y ella casi 40. María Tudor murió  sin haber tenido hijos y en 1559 Felipe se casó con Isabel de Valois.

Este matrimonio pondría fin a una larga guerra entre Francia y España. Isabel había sido la prometida del hijo de Felipe, pero al morir María Tudor, el rey decidió casarse con ella él mismo. Tuvieron dos hijas, Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela, de manera que, al morir su tercera mujer también, Felipe prácticamente se vio obligado a casarse otra vez para tener un heredero varón, ya que su primer hijo había muerto en 1568.

En 1570 Felipe se casó con su sobrina Ana de Austria. Tuvieron cuatro hijos que murieron al poco de nacer, pero finalmente nació el que sería Felipe III. Una vez más el rey enviudó, pero ya no se volvió a casar.

Un problema familiar y la defensa de la religión

El primogénito, Carlos, había sido arrestado acusado de haber participado en una conspiración contra su padre. Ya en la prisión se Ana de Austria por Sánchez Coellonegó a comer y, en consecuencia, murió  de inanición. Este evento causó un profunco dolor en el rey que no logró superar jamás. Hay otra versión, según la cual el rey estuvo directamente implicado en estos acontecimientos y prácticamente se le acusa de la muerte de su hijo.

Felipe II fue un hombre muy religioso y trató de defender su fe contra los ataques de los bereberes y los turcos. Para defender sus reinos contra el impero Otomano varios estados crearon la Santa Liga. Una famosa batalla contra ellos fue la de Lepanto, en la que también participó otro ilustre español: Miguel de Cervantes, que perdería su brazo en la batalla.

Tras la muerte de María Tudor, tanto Inglaterra como España querían controlar los mares y las luchas volvieron. Finalmente la Armada Invencible española fue derrotada en 1588.

Bajo el reinado de Felipe II España y Portugal se unieron.

Muchos nobles fueron retirados de sus cargos de poder y sustituídos por secretarios pertenecientes a clases inferiores.

La corte viene a Madrid

 

Don Carlos por Sánchez CoelloEn aquellos días la corte estaba siempre donde estuviera el rey, a veces en Toledo, a veces en Valladolid o Granada. Fue Felipe II quién en 1561 decidió establecer la corte de forma estable en Madrid.

 

Probablemente una de las razones pudieran ser ciertas desavenencias entre la corona y el arzobispo de Toledo. También hay quien defiende la teoría que el clima de Toledo fue el motivo para venir a Madrid. Los veranos eran demasiado calurosos y los inviernos muy fríos. Por otro lado hemos de tener en cuenta que posiblemente Toledo no fuera lo suficientemente grande para cubrir las necesidades de todas las personas incluídas en la corte; además la situación geográfica de Madrid y sus posibilidades de expansión también fueran características que se tuvieron en cuenta en su momento.

 

De pueblo a capital

Madrid por aquel entonces era poco más que un pueblo, pero había suficiente espacio para construir nuevos edificos y albergar a la corte. Además Madrid no era sede de un arzobispado y la aristocracia no tenía mucho poder.

De repente Madrid comenzó a crecer y crecer. Edificios aristocráticos, iglesias y conventos como en el de la Encarnación o las Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela por Sánchez CoelloDescalzas Reales. La vieja muralla fue derribada y se construyó una nueva. La corte tenía nuevas necesidades y muchas personas vinieron a Madrid para cubrir esas necesidades. Las fondas ofrecían alojamiento barato para todos estos viajeros que venían a Madrid. Una posibilidad era compartir habitación con "uno y limpio", es decir, con una persona más de la que además se aseguraba era limpia. Vaya usted a saber lo que consideraban limpio entonces......

La zona alrededor de la Plaza Mayor estaba llena de tabernas y bodegas de vino, como Botín. Las calles no estaban pavimentadas, había suciedad por todos los lados ya que la gente al grito de "agua va" tiraba de todo desde sus ventanas o balcones. Muchos hacían sus necesidades en las esquinas. Así que en verano, con el calor, el olor debía ser horroroso y en época de lluvias el barro que se formaba tampoco decía ser muy apetecible.

Para evitar que la gente orinara en las paredes de las casas, a veces, hacían pequeñas hornacinas en las que colocaban alguna cruz o una imagen de algún santo, ya que era irrespetuoso hacerlo allí.

Como no había suficientes casas para albrgar a todos los miembros de la corte, Felipe II estableció  que todos los segundos pisos de las casas debían ser expropiados y pertenecían a la corona. El resultado final fue diferente de lo esperado: las casas nuevas que se construyeron de repente sólo tenían una planta. Parece ser que la segunda se hacía de forma que no pudiera ser vista desde la calle.

Felipe compró las tierras que son ahora la Casa de Campo para utilizarlas como coto de caza privado.

En 1557 las tropas españolas ganaron la batalla de San Quintín evitando que los franceses ocuparan Flandes. Para conmemorar esta victoria Felipe II ordenó la construcción del monasterio de El Escorial, a unos 50 km de Madrid. Este monasterio es de los Jerónimos y contiene varios edificios, una basílica, un mausoleo para los reyes y reinas españoles, la residencia real, una vasta biblioteca, una universidad y una farmacia. Comenzaron a edificarlo en 1563 y se terminó 20 años más tarde.

En 1598 Felipe decidió ir a vivir al Escorial. Se quedó allí hasta su muerte.

RSS feed Nuestra página en Facebook

@Copyright Mª Dolores Diehl Busch (Texto), Rafael Castañeda Velasco(Fotografías). Todos los derechos reservados.

Patrocinado por  Keydomo S.L.