Museo del Prado

El barrio del arte

El museo del Prado fue construído durante el reinado de Carlos III. Cuando regresó a Las 3 Gracias de RubensEspaña para convertirse en rey, después de haber vivido en Nápoles, consideró que había que mejorar la ciudad. Seguía siendo como una pequeña capital de provincia, aunque contaba con muchos más habitantes y había crecido de una forma bastante caótica.

Carlos III quería crear una zona dedicada al arte. Esta estaría en el prado que pertenecía  a la Iglesia de San Jerónimo el Real. La iglesia que se encuentra detrás del museo del Prado. A lo largo de este espacio nos encontramos con la fuente de La Cibeles, la fuente de Apolo, la fuente de Neptuno y finalmente, las 4 Fuentes. Se construyeron varios edificios impresionantes dedicados a las ciencias. Era este uno de los fines primordiales de la ideología de aquel entonces, la Ilustración.

Carlos III encargó al arquitecto Juan de Villanueva estos proyectos. Edificó el museo del Prado que, en un principio, debería haber sido el museo de Historia Natural, el jardín botánico y el observatorio. Tras la muerte del rey el trabajo en el museo del Prado quedó interrumpido.

La Guerra y una fundadora

Durante la Guerra de Independencia sirvió como alojamiento y cuartel general del ejército napoleónico y, en consecuencia, fue María Isabel de Braganzamuy dañado. Tras la guerra, muchos materiales de construcción fueron robados por los habitantes de Madrid para poder reconstruir sus propias casas.

Tras el reinado de Carlos IV, José I quiso que el palacio de Buenavista fuera un museo de pintura. Iba a llamarse museo Josefina. Pero al regresar Fernando VII decidió que las pinturas de la colección real deberían estar en el museo del Prado. Su segunda mujer, María Isabel de Braganza, se interesó mucho por este edificio y se la considera su auténtica fundadora. Finalmente las obras continuaron y el trabajo de Villanueva pudo terminarse.

Ampliaciones

En 1918 se realizó la primera ampliación del museo, la segunda tuvo lugar en 1950 y una tercera en los años 60. En 1971 el Casón del Buen Retiro se incorporó al Prado y, desde 1985 hasta 1989, también el Palacio de Villahermosa, actualmente sede del museo Thyssen-Bornemizsa.

claustroÚltimamente se ha realizado otra ampliación por parte del arquitecto Rafael Moneo. Se han añadido 23.000m del claustro perteneciente a la iglesia de los Jerónimos.

Desde el principio quedó claro que el museo era demasiado pequeño para albergar todos los cuadros.

 

La colección

autorretrato de DureroLa colección del museo cubre desde el siglo XII hasta el siglo XIX. Los cuadros más escultura de Velázquezrelevantes son de El Greco, Ribera, Murillo, los pintores iatlianos Mantegna, Boticelli, Tiépolo y Raphael. También hay que destacar las importantes obras de  pintores flamencos y holandeses como Memling, El Bosco, Brueghel, van Dyck o Rubens y los pintores alemanes Durero y Cranach.

Evidentemente los grandes maestros del Prado son Velázquez y Goya.

Tampoco debemos olvidar las importantes exposiciónes temporales que ofrece el museo dedicadas a pintores y escultores de todos los tiempos.

RSS feed Nuestra página en Facebook

@Copyright Mª Dolores Diehl Busch (Texto), Rafael Castañeda Velasco(Fotografías). Todos los derechos reservados.

Patrocinado por  Keydomo S.L.