Parque del Buen Retiro

Un parque real

El parque del Retiro fue hecho en tiempos de Felipe IV y contaba con un palacio, fuentes y jardines. Era para uso de la familia real.

El lago es de las zonas más antiguas del parque. La estatua de Alfonso XII es bastante posterior. Se tardó más de veinte años en terminarla. Fue inaugurada en 1922 y realizada por Mariano Benlliure.

Dentro del parque se construyó  el Palacio del Buen Retiro en el siglo XVII. Popularmente se le llamó  el gallinero. Hay dos versiones para este nombre, una se basa en que era un palacio muy feo que no gustó a los madrileños y la otra que, al hacerlo tan rápidamente, habían tardado lo mismo que en hacer un gallinero.

Al hacerlo con tanta premura se utilizaron materiales que no fueron los adecuados, por lo que al final fue demolido. casón del Buen Retiro

Todavía quedan restos de este palacio, que actualmente pertenecen al museo del Prado. Uno es el Casón del Buen Retiro, antiguo salón de baile, y el otro el antiguo Museo del Ejército, que era el salón de reinos.

Ambos están siendo remodelados y parece ser que van a tener acceso directo desde el museo.

En el salón de reinos estaban los cuadros de la familia real realizados por Velázquez que ahora están en museo del Prado.

Durante la invasión napoleónica y después, durante la Guerra Civil, el parque fue seriamente dañado.

Dentro del parque encontramos varios elementos ornamentales al uso de los jardines románticos.

Fuentes y árboles

fuente de peces y ranasEn el Retiro encontramos muchas fuentes, como la de los Peces y Ranas, la de la Alcachofa y la El ANgel Caído de Bellverdel Angel Caído.

Esta última estatua es la única en el mundo dedicada al diablo. Muestra el momento en que Lucifer es echado del paraíso. Fue realizado por Ricardo Bellver en 1885. Hay otra estatua del mismo autor que puede verse en el cementerio de San Isidro y que es su contrapunto. Se trata de un ángel en lo alto de un mausoleo, aunque parece ser que en un principio la idea era tener a ambos ángeles juntos.

La fuente de la Alcachofa estaba originalmente en la Glorieta de Atocha y era la primera que veían los viajeros que llegaban a Madrid. Fue realizada por Venura Rodríguez en 1781 y su destino debía haber sido el salón del Prado durante el reinado de Carlos III.

Al aumentar el tráfico en la ciudad, finalmente se decidió ponerla en el Retiro. En Atocha encontramos una réplica realizada en bronce.

La fuente de los Galápagos fue encargada por Fernando VII para conmemorar el primer cumpleaños de su hija Isabel, por eso también se la conoce como fuente de Isabel II. Primero estuvo en la Red de San Luis, donde quedó duranto casi cincuenta años hasta que se la pasó al Retiro. Esta fuente muestra a tres hadas que están dando sus regalos a la pequeña princesa: inteligencia, sabiduría, sentido común, larga vida y fertilidad.

Todas estas fuentes no tienen agua potable, sino que se surten de agua proveniente de pozos del propio parque.

El agua del lago también proviene de estos pozos. Ahuehuete el árbol más viejo de Madrid

En la época de Felipe IV el lago solía usarse para realizar escenas de batallas. Era una diversión que contaban con muchos adeptos.

conos de laurelTodo el Retiro estaba cruzado por canales por los que la familia real y los nobles navegaban.

En el Retiro encontramos el árbol más viejo de Madrid, el Ahuehuete. Es un árbol mexicano similar al ciprés. Fue plantado en 1640.

Los conos que vemos en el jardín son árboles de laurel.

RSS feed Nuestra página en Facebook

@Copyright Mª Dolores Diehl Busch (Texto), Rafael Castañeda Velasco(Fotografías). Todos los derechos reservados.

Patrocinado por  Keydomo S.L.